15 abr. 2010

INSTRUCCIONES PARA MATAR AL HOMMO SAPIENS CON LA MIRADA

Autora: Remi López

Considerense tres casos de homicidio.
  • Por amor.
  • Por indiferencia.
  • Por rabia

Por amor
  • Tenga a su enamorado frente a vd, predispuesto con cara de cordero.
  • Levante sus ojos, ligeramente entornados y  llenos de luminosoas chispitas hacia los suyos.
  • Mírele como osi fuese para vd, una revelación maravillosa y sobrenatural.
  • Con cara   inocente y de embeleso, exale un profundo suspiro del alma ante tal prodigio al mismo tiempo que exclama, ¡ Oh…….¡.

Por indiferencia
  • Mire a su contrincante desde cierta distancia, como si no existiera.
  • Deje caer sus párpados sin cerrarlos del todo, como si le pesasen una tonelada.
  • Al mismo tiempo, gire la cabeza hacia un lado, con una suave inclinación.
  • Tuerza la boca, en forma de arco y pronuncie indiferente un  ¡Va…….¡

Por despecho o rabia
  • Mantenga con su contrincante una distancia relativa, en la que siempre se percate que éste, mantiene su atención.
  • Colocado adecuadamente el punto de mira, entrecierre los ojos, incluso sin tener en cuenta la formación de arrugas en su contorno.
  • Mírele con tal fuerza, que sea consciente de los rayos, centellas y tempestades que lanza el brillo de su mirada.
  • Mantenga la mirada con tal fuerza, que no sea una mirada equivoca, hasta que su contrincante quede fulminado por ella.
  • Sus labios se contraerán formando una raya que no permitirá ningua concesión.
  • Conseguido el objetivo, salga de la habitación con aire de ganadora de una medalla olímpica

1 comentario:

  1. Remi,muchas gracias por lo que cuentas de Bécquer y por recordarnos muchas de sus obras,se nota que has sido una estupenda educadora, como las maestras de antes con vocación.un saludo.Rodolfo

    ResponderEliminar