30 jun. 2010

Herta Muller: La bestia del corazón

Artículo enviado por Remi López

Nacida en 1953. Descendiente de suabos emigrados a Rumanía estudió en la Universidad de Timisoara. Actualmente vive en Berlín. Ganadora de numerosos premios. Obtuvo el Premio Novel de Literatura en el 2009.
Algunas obras suyas son La bestia del corazón, La piel del zorro, y En tierras bajas .

Sinopsis
Se trata de la descripción de la miseria mental y física vivida en la Rumanía de Chauchesku, donde las personas no pedían vivir en libertad, eran constantemente vigilados, convertidas nada más que números abotagados por la escasez y la ignorancia.

La novela es narrada, y tiene por protagonistas a la narradora, dos amigos Edgar y Georg y gira en torno al recuerdo de Lola, qué opta por suicidarse, antes que doblegarse al sistema.

Es una campesina que quiere huír de ser un melón vacio de contenido. Lo mismo ocurre con los trabajadores de las fábricas, son como las ovejas de hojalata que fabrican, ignorantes,que solo piensan en emborracharse y armar escándalo para olvidar su propia miseria.

La narradora cuenta su historia en tiempo real y a través de los recuerdos de su infancia y su familia, su madre, su padre un ex nazi, y sus dos abuelas.

Edgar y Gorj proceden de la ciudad. Su nexo de unión con la narradora será Lola, y tras sus estudios irán uno a trabajar uno a la fábrica donde conocerá a Kurt y el otro de maestro .
Los tres serán represaliado, despedidos de sus fábricas y teniendo que exiliarse, con mayor o menor fortuna.
Gorj escapará al extranjero, pero incluso allí será perseguidos por la policía secreta, aparecerá muerto en una calle de Frankfurt, haciendo que parezca un suicidio al tirarse por la ventana. Sus amigos intentarán publicar su esquela pero esta nunca aparecerá.

Otros personajes que pasan por su vida son Kurt un trabajador de la fábrica, de Tereza, amiga, y delatora, y del capitán Pjele, encargado de los interrogatorios a los sospechosos.
Lo mismo ocurre con los obreros de las fábricas, solo saben hacer ovejas de hojalata, emborracharse y embrutecerse.

Cita pág. 37 El miedo
Los obreros de la fábrica.
Pero el alcohol protege al cerebro de lo prohibido, y el rancho protege la boca. Aunque la lengua ya no pueda más que borbotar, el hábito del miedo no abandona la voz.

En el miedo se sentían a sus anchas. La fábrica, la bodega, las tiendas, los barrios, las estaciones de ferrocarril, y los viajes en tren entre campos de trigo, girasoles y maíz velaban por ellos. Los tranvías, los hospitales, los cementerios. Y así a pesar de todo, como sucedía tan a menudo, el alcohol se tornaba  descuidado en lugares de mendicidad, solía tratarse de un error de las paredes Desde los techos a cielo abierto y no de la intención del cerebro de un hombre.

Cita pág. 59 La fuga
Cada fuga era una oferta en beneficio de la muerte. Por eso tenían tanto poder de atracción los rumores. Cada segunda fuga fracasaba a causa de los perros y las balas de los vigilantes.

El agua del río, los trenes de mercancías en marcha, los campos inmóviles eran caminos de muerte. En los campos de maíz, los campesinos descubrían durante la cosecha cadáveres, reventados destrozados por los cuervos. Los campesinos recolectaban el maíz y dejaban los cadáveres porque más valía no verlos. A finales del otoño, los tractores araban los campos.

Cita pag 51. El matadero.
Cada semana, Kurt hablaba del matadero. Mientras sacrificaban animales, los trabajadores bebían sangre caliente. Robaban las entrañas y los sesos. Por la noche arrojaban jamones de vaca y cerdo encima de la valla. Sus hermanos o cuñados esperaban en el bosque y cargaban las piezas. Ensartaban rabos de ternera en
ganchos y los dejaban secar…

Sus mujeres e hijos eran cómplices, decía Kurt. Las mujeres utilizaban los rabos rígidos para limpiar botellas, y los niños usan los flexibles como juguetes.

Cita pág 114. El interrogatorio
Todo enumerado en columnas. El capitán Pjele no me incluyó a mí en la lista. Va a encerrarme. En ninguna lista figurará que tenía 1 frente,2 ojos, 2 orejas, 1 nariz, 2 labios 1 cuello al llegar aquí….

Estaba desnuda en el rincón, dije. Tuve que cantar la canción. Canté como canta el agua, nada me hería ya, de repente tenía piel de rinoceronte.

Pag 188. El refugiado
Los testigos no bastan, dijo el funcionario. Solo un papel sellado que lo verifique.
Y de dónde lo saco. El funcionario se encogió de hombros y apoyó el bolígrafo junto al jarrón. El bolígrafo se desplomó.


Es una novela que me ha costado leer. Casi me la he impuesto pues la escritora, cambia de situaciones y personajes constantemente, aunque domina un lenguaje muy rico en sus descripciones, utilizando metáforas y gran riqueza de vocabulario.

Otra dificultad en la lectura es la narración en ocasiones en tiempo real y en otras en pasado, utilizando este recurso incluso dentro de un mismo párrafo. Lo mismo ocurre con los personajes, unos aparecen reales en su presencia física como Lola y Teressa etc. y otros solo conoces de ellos sus pensamientos reflexiones y recuerdos , como ocurre con la narradora.

Su lectura me ha causado claustrofobia e incluso en ocasiones repugnancia.

Realmente hace que sientas el malestar que trata de reflejar. Siento no acordarme del reportaje de televisión de uno de los actos criminales a doquier que este hombre,( pues no creo llegase a ser humano), ejecuto. Se refería a la campaña de natalidad que aplico sus ciudadanos. Obligó a todas las mujeres a tener el mayor número posible de hijos, que luego eran llevados a hospicios donde los dejaban morir de hambre y de falta de atención, para que sobrevivieran solo los más fuertes. Fueron unas imágenes estremecedoras pero no he conseguido hallar un portal en internet que hable sobre ello.

Al leer esta novela, ha venido a mi mente un poema de Jose Emilio Pacheco, Premio Cervantes al que no conocía apenas, que es una delicia como escritor y personaje:

Indeseable.
No me deja pasar el guardia.
He traspasado el límite de edad.
Provengo de un país que ya no existe.
Mis papeles no están en orden.
Me falta un sello.
Necesito otra firma.
No hablo el idioma.
No tengo cuenta en el banco.
Reprobé el examen de admisión.
Cancelaron mi puesto en la gran fábrica. Me desemplearon hoy y para siempre.
Carezco por completo de influencias.
Llevo aquí en este mundo largo tiempo.
Y nuestros amos dicen que ya es hora
De callarme y hundirme en la basura.


Es una de las novelas más duras y que me ha costado leer. Casi me la he impuesto pues la escritora, cambia de situaciones y personajes continuamente, a su vez todo ello expresado unas veces crudamente, y otras de modo surrealista, alegórico y sobre todo muy metafórico.
Su lectura me ha causado una gran sensación de claustrofobia y en ocasiones hasta de repugnancia.

Ha sido un placer tener una profesora que ha despertado en mí la emoción de escribir de nuevo, de recordar el placer de hacer trabajos, de releer viejas lecturas, de investigar en nuevas, que tenía ya casi olvidado y sobre todo de haber participado en el entusiasmo que has creado en clase .Gracias Ainhoa. Un saludo.

Imágenes:
http://fcom.us.es/blogs/vazquezmedel/2009/10/08/herta-muller-premio-nobel-de-literatura-2009/
http://apostillasyopiniones.blogspot.com/2010/04/la-bestia-del-corazon-herta-muller.html

1 comentario:

  1. Remi:admiro tu capacidad de trabajo,és un honor tenerte como compañera,me ha gustado mucho como nos esplicas "la bestia del corazón" a mi tambien me interesa la lectura mucho más que antes y sobre todo tambien se lo agradezco a nuestra profesora,gracias Ainhoa eres fantastica para todos.Rodolfo.

    ResponderEliminar