27 nov. 2012

Críticas cinematográficas: "La Parte de los Ángeles" (I) #tribu20

Aprovechando la oportunidad que nos ofrece la red de trabajo en torno al cine y la educación denominada La Tribu del Cine, el pasado 13 de noviembre fuimos al preestreno de "La Parte de Los Ángeles", película dirigida por Ken Loach (aquí tenéis la entrada con la información del preestreno en este mismo blog).


Como actividad, además del pequeño coloquio que celebramos en la sala, nos hemos propuesto escribir una pequeña crítica cinematográfica, que no será la última que publicaremos en este blog, ya que nos gusta el cine y nos gusta criticar ;-)





Estas son algunas críticas recibidas, más adelante publicaremos más:

Film: THE ANGEL'S SHARE (La parte de los Angeles)
Director: Ken Loach
Guionista:Paul Laverty
Intérpretes:  Paul Brannigan, John Henshaw, Gary Maitland
Género: Comedia dramática



Sinopsis (Amaia Altuna, Milagros Cortázar):
Se desarrolla en Glasgow, donde un grupo de jóvenes criados en un ambiente de delincuencia y que proceden de familias desestructuradas son juzgados por delitos menores. Robbie, un chico de un barrio marginal de Glasgow, está acostumbrado a vivir al margen de la ley.

Su reciente paternidad le motiva a intentar encauzar su vida y a buscar un futuro para su nueva familia. Como contrapartida a la cárcel les imponen hacer trabajos sociales en beneficio de la comunidad y les asignan a Henri como tutor/educador. Este les introduce en el mundo de las destilerías y se da cuenta que Robbie tiene un talento especial para catar el whisky.

Aprovecha su instinto callejero para sacar partido de la visita que realiza a una destilería y con ello logra una oportunidad para él y sus amigos.

El título responde a la leyenda que circula por Escocia sobre el whisky y tiene que ver con la parte del licor que se evapora dentro del barril que lo contiene.

Críticas y comentarios:

Amaia Altuna
La película me ha resultado conmovedora con dosis de humor y ternura aunque la historia que cuenta puede ser dramática. Una historia emotiva y sincera, no entra en profundidades y tiene un final abierto. A través del trabajo del tutor/educador se va reflejando el valor de la amistad y la unión y en este contexto puede surgir una buena idea como ocurre el el film.

Creo que el director también ha querido reivindicar el derecho a una segunda oportunidad y una reflexión para los que juzgan a las personas sin conocer las circunstancias.

Me ha gustado mucho la secuencia que hay al comienzo de la película de un encadenado de juicios exprés y que nos introduce perfectamente en la trama que el director nos quiere contar.


Martín Aranburu
La película es una comedía, dirigida por Ken Loach y encuadrada dentro del cine social.
Nos cuenta la historia de unos jóvenes de familias desestructuradas, en paro y con pocas perspectivas de futuro, que hacen trabajos comunitarios como condena.

La primera parte es la parte dramática de la película donde nos cuenta la historia de Robbie, un tipo duro que se siente perseguido por su pasado, que va a ser padre primerizo y que además es rechazado por  la familia de su novia. Hay escenas duras como cuando en presencia de su novia y su hija acude a una charla encuentro con una antigua víctima.

La segunda parte es simpática y divertida. Harry, el asistente social les lleva a visitar una destilería de whisky, allí empieza el interés y la curiosidad de Robbie por el conocimiento del licor hasta acabar con un "atraco perfecto", todo ello en clave de humor.

A mí me parece que es una película que merece  ser vista, sobre todo por su realismo y humor.


José Ramón Boedo
Fiel a su reiterada temática descriptiva de los ambientes de marginación social, Ken Loach nos recrea con una obra austera en cuanto a los medios descriptivos empleados, lo cual es de agradecer por cuanto en cualquier caso son suficientes para situarnos en cuanto se propone transmitir.

Otra cuestión es que lo que dice sea creíble (tanto buenismo nos aleja de la realidad) y defendible en el orden social. El tribunal declara la gravedad de los hechos delictivos cometidos por el protagonista y, no obstante, le da otra oportunidad y la sociedad  --  tan dura ella  --  le proporciona un educador social que actúa de alter ego de un padre ausente, y todo ello para que en definitiva Robbie "se redima" mediante la comisión de otro´ilícito, cual es el hurto que lleva a cabo.

En atención a lo anterior, Loach, tan crítico con la sociedad que describe, nos regala con esta película una lección de lograda expresividad formal, pero poco moralizante. Y es que nuestro personaje se hace adulto y civilmente responsable, no por la sociedad en exceso paternalista propia de la Europa Occidental, sino por algo a lo que se le debió dar más realce, cual es la maternidad de Leonie, maternidad que a la vez significa la paternidad de Robbie, puesto que supone para este, en palabras de guionista de la película Paul Laverty, "una experiencia tan asombrosa que cambia nuestra vida para siempre. Automáticamente nos proyecta hacia el futuro y nos plantea cuestiones prácticas y existenciales. Pasado, presente y futuro adquieren un significado distinto cuando tienes que cuidar de otro ser"


Marivi Picabea
Localizada en Escocia, en Glasgow y Edimburgo. Drama presentado en tono amable que induce a reflexionar acerca de nuestro comportamiento con jóvenes pertenecientes a grupos marginados, que se mueven en "el filo de la navaja" de la justicia.

Reflexiones:
1ª. No es necesario representar un drama con toda su crudeza. Puede ser representada, como en este caso, en tono amable. Si queremos, podemos hacer un examen de conciencia.
2ª. Torpedeamos la reinserción de los jóvenes con problemas. Los rechazamos, desde un principio, incluso por su apariencia física: una cicatriz en la cara, la pinta de tonto.....
3ª. Somos muy condescendientes, en cambio, con los corruptos "de chaqueta".


Santiago Cuevas
Ver una película de Ken Loach es como visitar a un viejo amigo. Su universo de personajes entrañables, miserables y llenos de tribulaciones, con barriadas obreras y siempre con su fondo de denuncia social son siempre reconocibles, pero en esta cinta todo parece asi como un sueño maravilloso, que al final del mismo todos son felices.

Por otra parte estas historias puede ser que ocurran en países anglosajones pero no me inclino a pensar que puedan ser representativas de nuestro país.

Un saludo cordial.


Milagros Cortázar
El director Ken Loach y su guionista habitual Paul Laverty nos muestran, una vez más, su compromiso con los más desfavorecidos socialmente. Pretenden mover la conciencia del espectador retratando fielmente el ambiente en el que viven muchos jóvenes actualmente: sin trabajo ni oportunidades. Con "La Parte de los Ángeles", han conseguido diversos premios como el especial del jurado en el festival de Cannes y el especial del público a la mejor película europea en el festival de San Sebastián.

El filme puede inscribirse en el genero de la comedia con transfondo duro, dramático; es una denuncia de la marginalidad y de las desigualdades sociales. El tema es tratado con humor, realismo y sin sensiblería.

El protagonista, junto con otros jóvenes, se encuentra temporalmente realizando una condena a trabajos sociales. Tiene un pasado de delincuencia y droga, su vida transcurre en un ambiente callejero de violencia, cuyo destino más probable es volver una y otra vez al presidio. El reciente nacimiento de su hijo saca de él un sentimiento de ternura y le mueve a reconducir su vida, con el objeto dar a su hijo una familia estable y unas oportunidades que él no ha tenido.

El camino no es fácil, una y otra vez le atrapa su pasado violento y está a punto de abandonar su propósito. Un personaje clave para conseguir el objetivo del protagonista es Harry, el supervisor de los trabajos sociales: se implica en su vida, le hace reflexionar y le transmite ilusión y fuerza. Es quien, además, le introduce en el mundo de la producción de güisqui en el que Robbie, finalmente, consigue su oportunidad.

Puede objetarse a la película el hecho de que el protagonista consiga su oportunidad de una forma casual, fortuita y poco verosímil; pero el que Robbie aproveche sus habilidades de pillo callejero para conseguir su objetivo da cierta credibilidad y podría atenuar la crítica anteriormente señalada.

Los actores, prácticamente desconocidos, con su espontaneidad y frescura dan realismo a sus personajes y consiguen que la película se exhiba con unas formas desenfadadas, cotidianas y actuales.

En resumen, "La Parte de los Ángeles" muestra que una segunda oportunidad es posible. Atrapa al espectador y le pone a favor de su protagonista; transcurre en un tono amable y entretenido.


1 comentario:

  1. Otra pequeña joya de Ken Loach, esta 'La parte de los ángeles'. Entrañable, divertida, real, positiva, siempre mirando al futuro con esperanza desde la solidaridad con la clase obrera e intentando obviar maniqueísmos. El protagonista es un héroe, sí, pero también ha sido un demonio. Que no se olvide. Todos tenemos una parte de ambos en nosotros. Un saludo!!!!!

    ResponderEliminar