23 ene. 2013

Tarde de lluvia, poema de Agustín Mañero

Autor: Agustín Mañero
1º de Ciencias Humanas
24 de diciembre de 2012


TARDE DE LLUVIA

Entró tu vida en mi vida

una vieja tarde;

de anochecida.


En la calle llovía un frío

que dejó tus manos heladas;

entumecidas.


Llegaste mojada, aterida,

y pusiste tus manos

sobre las mías.


Del frío nació el calor,

del calor, la empatía y, de ésta,

la mirada sorprendida.


Seguimos así, con las palmas unidas,

calentándose al unísono,

al amor de nuestras risas.


Aquel encuentro fortuito

atemperó nuestras vidas;

la una se hizo un hueco en la otra

y la abraza, todavía.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Breve comentario del autor:

TARDE DE LLUVIA es una pura metáfora que trata de explicar el encuentro entre dos personas de edad madura. (vieja tarde; de anochecida). 

Una de ellas llega herida por las vicisitudes de su existencia. (llovía frío; manos heladas).

La que necesita ayuda, la pide. (pusiste tus manos sobre las mías)

Con el trato de las dos personas se disipan los temores de la necesitada y surge una empatía entrambas. (cuarta estrofa)

Siguen un tiempo, ayudándose mutuamente, mientras mejora su trato. (quinta estrofa)

En la sexta estrofa se explica que el tiempo atempera (atemperar = acomodar algo a otra cosa. 2ª acepción) sus vidas y éstas continúan sin sobresaltos. (final del poema).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada