9 ene. 2013

Cine y educación: Cielo sobre Berlín

Autora: Belén Heredia
1º de Ciencias Humanas


En 1987, ya después de algunas de sus películas más famosas (como El amigo americano o París, Texas), Wim Wenders estrenó El cielo sobre Berlín en medio de una gran expectación. La película había sido escrita por él mismo en colaboración con Richard Reitinger y el prestigioso escritor Peter Handke.

Fuente de la imagen: Rincón Fílmico

“El Cielo sobre Berlin” ganó incontables premios. En 1988 ganó el Bundesfilpreis de Oro, El Baerischer Filpreis y El Premio Europeo. En el Festival de Cannes de 1987, ganó el premio a la mejor dirección. En El Festival de Sao Paulo de 1988, ganó el premio del público . Además fue nominada al Cesar como mejor película extranjera.

SIPNOSIS
Dos ángeles observan la vida de los hombros, sin poder mostrarse ni darse a conocer, pero intentado ayudarles a vivir, y reconfortándolos en sus momentos de dolor. Uno de estos ángeles quiere probar la vida de los hombres y esta dispuesto a sacrificar su inmortalidad.

CRÍTICA
Con el recuerdo que me quedó de la película de este director, Paris Texas, la cual vi muchísimas veces y cada una de ellas la disfrute, me dispuse a ver la película El Cielo sobre Berlin. Fui con la idea de que iba a hablar más del ángel que dicen que nos cuida a todos, pero es una película muy filosófica y me ha resultado bastante triste. La música, también lírica, me ayuda a sentir esta sensación.

Empieza con un poema de Peter Handke:

Cuando el niño era niño andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente y que este charco fuera el mar.
Cuando el niño era niño no sabía que era niño,
para él todo estaba animado
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño no tenía opinión sobre nada,
no tenía ninguna costumbre,
se sentaba en cuclillas,
tenía un remolino en el cabello,
y no ponía caras cuando lo fotografiaban.

Parte de este poema van uniendo escena.

Dos ángeles, Damiel y Cassel, andan por la ciudad de Berlin, intentanto ayudar a la gente a sobrellevar la vida y sus problemas. Solo les ven los niños y los adultos limpios de corazón. La película está rodada en blanco y negro -excepto cuando el ángel se hace humano-, lo que da a la película, ya de por sí bastante melancólica, un aire todavía más deprimente en algunos momentos .Pelicula que te hace pensar a cada momento a cada frase.

Hay frases que me han gustado mucho, como cuando está hablando de que no es bastante para él la parte espiritual y le gustaría ser humano y jugar a cartas, te quita un poco el peso que te va creando la película por los temas tan importantes que toca.

Va desgranado la vida de muchos personajes en el metro, en la biblioteca, y nos va transmitiendo sus pensamientos, en momentos dados, le ponen la mano sobre su hombro, lo que alivia un poco sus penas.

Me gusta oir en esta película el “dialogo interno” que diría *Carlos Castañeda,
de las personas que están en la biblioteca, en el metro, o que circulan por la calle.

Pero Damiel, cada día siente más la necesidad de convertirse en humano, lo refleja muy bien en frases como ; “poder llegar a casa después del trabajo y darle de comer al gato, ensuciarme los dedos, sentir el peso los huesos al caminar, poder ser malos alguna vez, ser salvajes, saber que se siente al quitarse los zapatos bajos la mesa y estirar los dedos de los pies descalzo, estar solos, nosotros solo podemos ver, poder, certificar, proteger.

No le importa peder su inmortalidad con tal de ser humano. Esto se agudiza cuando en un circo conoce a la trapecista Marion, y se enamora de ella.

La película nos va mostrando , las inquietudes del ser humano: qué soy, qué hago aquí, por qué soy yo, y no soy el otro... Es muy filosófica, y en algunos momentos se hace un poco pesada y repetitiva, por lo densa  y porque después de algunas frases no te da tiempo a pensar todo lo que te sugiere.

Hay unas escenas que me han gustado mucho, aparte de la ya mencionada en el metro, en una biblioteca. Hay otra escena que estéticamente me ha gustado, es la de un suicida en un puente y justo detrás tiene la símbolo de la Mercedes Benz.

Muestra una ciudad triste, melancólica y con muy poca gente, me produce una impresión deprimente.

Finalmente, logra convertirse en humano y va en buscar de Marion, y la localiza en una cafetería,  donde después de una corta charla , se abrazan y se van juntos. Cuando se convierte en humano dice una frase que me gusta :” ahora sé lo que ningún ángel sabe”.

Al acabar la película pone “continuará”. La verdad es que hizo una segunda parte, dos años después, titulada “Tan lejos tan cerca”. No la he visto, pero voy a intentar hacerlo, sé que no fue un éxito como esta.

Podéis ver la película al completo en Youtube:



Aquí está accesible la segunda parte de la película: http://youtu.be/8bfvIQLKxE0


*Carlos Castañeda, Biografía: Antropólogo y escritor brasileño, autor de una serie de libros que pretenden describir su entrenamiento en el chamanismo tradicional mesoamericano, de vida y obra muy controvertida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario