14 ago. 2010

"La joven de la perla" - Comentario

Autora del texto: Cruzita Albisu

SITUACIÓN
La joven de la perla es una novela histórica escrita en 1999 por Tracy Chevalier. La acción tiene lugar en Delf (Holanda) y está inspirada en el cuadro de Johannes Vermeer, que inmortalizó en una tela a una bella muchacha adornada con un turbante y un pendiente de perla. Sus labios parecen esbozar una sonrisa, pero sus ojos irradian una profunda tristeza. Es también conocido por la "Mona Lisa Holandesa".

Mediante la ficción, el autor imagina y relata las circunstancias en las que fue pintado el cuadro. En estilo narrativo, el autor cuenta unos hechos reales, protagonizados por unos personajes y ocurridos en un espacio y un tiempo concretos.

ARGUMENTO
En el siglo XVII, Griet, una joven de 16 años de origen humilde, vive con su familia en el barrio más pobre de Delf. Cuando su padre pierde los ojos en un accidente sufrido en un horno de cerámica donde trabajaba, la joven se ve obligada a emplearse como doncella en casa del pintor J. Vermeer. Al principio se encuentra incómoda, pero pronto se acostumbra a su nueva vida.

Mientras, la zona donde vive su familia es atacada por la peste bubónica y la hermana de Griet fallece. En aquel momento, empieza un romance con Piter, el hijo del carnicero donde acude diariamente a hacer la compra.

La relación de Griet con Vermeer va cambiando y comienza a hacer recados y tareas para él, sin que lo sepan los de la casa. Cuando la modelo del pintor cae enferma, ella toma su lugar.

El rico y desenfrenado mecenas de Vermeer, Van Ruijven, se fija en la muchacha y presiona al artista para que los pinte juntos. Vermeer y Griet se muestran reacios debido al escándalo que produjo la última vez que V. Ruijven fue pintado con una chica. Finalmente, Vermeer llega a un acuerdo y pinta a Griet sola, pero la obliga a ponerse los aros de perlas de su esposa. Cuando ésta se entera, Griet es despedida.

Diez años más tarde, casada con Piter y con dos hijos, es llamada a la casa del pintor. Vermeer ha fallecido y como parte de su último deseo, Griet recibe los dos colgantes de perlas, que más tarde empeña, y de esta forma salda la deuda económica que existía entre el carnicero y los Vermeer.

COMENTARIO
El vocabulario que utiliza es sencillo, por lo que hace que el libro sea fácil de entender. Tiene párrafos descriptivos y es de poco diálogo. El narrador es protagonista interno de la historia, ya que es Griet quien va contando la historia en primera persona.

Como he comentado anteriormente, la historia se da en espacio real, Holanda, siglo XVII, y el tiempo transcurrido es de veinte años.

PERSONAJES
Griet es el personaje principal. La historia enfoca su punto de vista y va mostrando sus emociones, sentimientos y pensamientos.

Hay personajes secundarios como J. Vermeer, Pieter, el mecenas V. Ruijen y diversos miembros de la familia de J. Vermeer.

OPINIÓN
Me ha gustado porque la historia se ajusta a la concepción que yo tengo de la sociedad en esa época y de lo que era la situación de la mujer dentro de ella, sobre todo lo que se refiere a la situación de las de origen humilde, quienes se veían obligadas a salir de sus hogares a servir en casas más acomodadas, siendo en la mayoría de las ocasiones despreciadas y maltratadas.

(trabajo realizado en mayo de 2010)


Imagen: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada