16 sept. 2015

Es más, te perdono (o Te perdono) - Noel Nicola

De izquierda a derecha: Germán Piniella, Mariana Rivas, Joel Suárez, Silvio Rodríguez, German Pinelli, Johnny Wildford (imagen de cancioneros.com)

Fuente: lajiribilla.cu
Es más, te perdono (o Te perdono)
           Noel Nicola
(La Habana, 7 de octubre de 1946 - ib., 7 de agosto de 2005)



Te perdono el montón de palabras
que has soplado en mi oído
desde que te conozco.

Te perdono tus fotos y tus gatos,
tus comidas afuera,
cervezas y cigarros, es más,

te perdono andar como tú andas,
tus zapatos de nube,
tus dientes y tu pelo.

Te perdono los cientos de razones,
los miles de problemas,
en fin, te perdono no amarme.

Lo que no te perdono
es haberme besado con tanta alevosía.
Tengo testigos: un perro, la madrugada, el frío,
y eso sí que no te lo perdono,
pues si te lo perdono seguro que lo olvido.


Fallece Mariana Rivas, la musa que inspiró «Es más, te perdono» a Noel Nicola


 

14 sept. 2015

Esdrújulo, Daniel Viglietti

Biografía de Daniel Vigliett

ESDRÚJULO

Se trata cósmicos de ser más fértiles,
de no ser tímidos, de ser más trópicos,
de ir a lo pálido, volverlo térmico,
sentirse prójimo de lo más lúdico,

con verdes lápices trazar el ámbito
de lo que mágico rompe los límites,
buscar lo hidráulico de lo volcánico,
librar la métrica, cambiar de sílabas.
Y con elásticas formas anárquicas
tocar lo afónico que suene homérico,
fundar metáforas, crear la hipótesis
de que lo asmático se vuelva oxígeno.

Situar la brújula al sur paupérrimo,
armar las síncopas contra los déspotas,
cambiar la tónica por una séptima,
tocar en triángulo sones esféricos.

Y a los dogmáticos tan poco orgásmicos,
casi ni eróticos de ser tan púdicos,
a esos acríticos de sesgo andrógino
decirles ”gélidos, no sean retrógrados”.

Y con armónicos cantar bien nítido
contra lo frígido luchando tórridos,
con armas múltiples llamando cálidos
fondos oceánicos de lo más lúbrico.

El ritmo cíclico del vals esdrújulo
es cual la sístole que va a la diástole,
todo cardíaco de andar eufórico,
nada presbítero, más bien sacrílego.

Amando nínfulas que sueña grávidas,
el vals acróbata cruza los vértices
llamando gráciles criaturas prístinas,
seres prolíficos de lo aún inédito.

Y a los arácnidos volverlos líricos
y a sus ejércitos juzgarlos rápido
mediante un árbitro de juicio ecuánime
que encierre en cárceles impunes pérfidos.

Y los políticos de gesto tránsfuga,
los impertérritos, los siempre cómplices
caerán patéticos en lo espasmódico
cuando lo enérgico les corte el tránsito.

Con lo poético del vals arrítmico,
que está en lo crítico de sus propósitos,
no pueden síncopes ni golpes fúnebres,
ni es por patíbulos que quede acéfalo.

Ni es por trifásicas que olvide históricas
luchas titánicas por lo inalámbrico,
por lo que ubérrimo se alza eufórico
y anuncia próximos cambios históricos.

Cuando el pobrísimo tome las cúpulas
y los famélicos tomen las Áfricas
y los indígenas tierra amazónica
y los mecánicos tomen las fábricas
y los utópicos salgan del prólogo
y los daltónicos pinten lo nítido
y los chuequísimos bailen de júbilo

ya lo terrícola será libérrimo
cual ritmo cíclico de un canto esdrújulo.



13 sept. 2015

Ángel Calle nos regala su último libro de poemas...

Ángel Calle Collado
Son muchas las publicaciones que nos va regalando Ángel Calle sobre agroecología, soberanía alimentaria, democracia radical, cultivos sociales... No hay más que dar un paseo por su web en construcción Deseos en el insomnio...


También nos regala poemas y pensamientos poéticos que podemos descargarnos y disfrutar de su lectura. Este es su nuevo libro que tan pronto como llega sale volando... DigniVivirse (se anuncian guerras). Puedes descargarlo desde aquí: http://www.deseosenelinsomnio.com/category/libros/


DigniVivirse (se anuncian guerras). Ángel Calle Collado (2014) Málaga: Corona del Sur.


Contradictorios

Soy compañero anónimo de cualquier transeúnte y aliento ausente del albañil en paro. Soy también el que cruza los pasos de cebra en dirección opuesta y desconoce el sabor a cristales rotos de los hogares puestos en venta.

Aun así, mi siesta sigue siendo mi gesto animal, con el que invoco el placer adulto y la necesidad de niño frágil. Detengo coches, conversaciones, encuentros para seguir el abismo del sopor. Paréntesis inaplazable, solo excitable.

En todos estoy como amigo, como vencido y como deseante. La jaula es la conciencia, el vuelo es mi siguiente paso. El mundo es en ocasiones frío, pero la tristeza y el desapego también son mis mantas.

No he venido a salvar el mundo, ni a salvarme a mí. Hay paradoja en cada bocado que se da con la vida. Lo importante es no pedir prestados los dientes.


Dimes y diretes


Dijeron: volved a las escuelas!
Contestaron: el alfabeto de los mercados nos hace estúpidos

Dijeron: numerarse!
Contestaron: no hay dorsales que nos representen

Dijeron: no habrá obsequios!
Contestaron: no queremos más robos

Dijeron: sois terroristas!
Contestaron: aún masacran vuestros calabozos y vuestros medios

Dijeron: no producís nada!
Contestaron: sólo producís tristeza...