29 mar. 2015

Qué diría... Alfonsina Storni, cantada por Isabel Parra y MINIMALmambo



¿Qué diría la gente, recortada y vacía,
si un día fortuito, por ultra fantasía,
me tiñera el cabello de plateado y violeta,
usara pelo griego, cambiara la peineta
por cintillo de flores: miosotis o jazmines,
cantara por las calles al compás de violines,
o dijera mi verso recorriendo las plazas
libertado mi gusto de mortales mordazas?

¿Irían a mirarme temblando en las aceras?
¿Me quemarían como quemaron hechiceras?
¿Rogarían en coro, escuchando la misa?
En verdad que pensarlo me da un poco de risa.

Alfonsina Storni (29 de Mayo de 1892 - 25 de Octubre de 1938





28 mar. 2015

Nanas de la cebolla... Miguel Hernández


La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre

Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, 30 de octubre de 1910 – Alicante, 28 de marzo de 1942)


A continuación, podéis ver este documental de la Asociación Cultural Orihuela 2010, que revela muchas de las incógnitas que todavía planean sobre la figura de Miguel Hernández, recorriendo su biografía en una historia repleta de pasión, de sufrimiento, de anhelos, de inagotable optimismo y lucha permanente por unos ideales, que animará a todos a acercarse a la extraordinaria vida y obra del insigne poeta oriolano.

22 mar. 2015

Habanera Imposible

Carlos Cano
Granada es como una rosa
más bonita que ninguna
que ninguna que se duerme con el Sol
y florece con la Luna.

Enamorada del agua, flor de la brisa,
que vive sola por culpa de las espinas.

Rosa de melancolía,
los ruiseñores le cantan
y ella, como es flor de olvido,
con el silencio les paga.

Granada vive en sí misma tan prisionera,
que sólo tiene salida por las estrellas.

Ay, amor, deja el balcón abierto del corazón.
Ay, amor, que en la Vega te espero con una flor.
Por un suspiro la Luna se lo llevó
y en el destino de la sombra se quedó.

Ay, amor, amor que se fue
y no vino por el aire se perdió,
como los suspiros de mi corazón.

Granada, no tengas miedo
de que el mundo sea tan grande,
de que el mar sea tan inmenso.
Tú eres la novia del aire.
La de la sombra de plata,
la del almendro,
la que parece de nieve
y por dentro es fuego.

Tú eres rosa del rocío,
amor de los ruiseñores,
lamento del agua oculta
que canta en los surtidores

Granada del alma mía,
si tú quisieras
contigo me casaría
esta primavera...


21 mar. 2015

Así te espero yo...

Fuente: http://martagomez.com/musiquita/
Biografía de Marta Gómez: http://martagomez.com/biografia/

Así te espero yo

Compuesta en “La conchita” en la carretra al mar…
Letra y música: Marta Gómez (2005)
Ritmo: Festejo (Perú)

El grano a su maíz se entrega
como la lluvia a la cosecha
como mi corazón se entrega a tí.

Como cuando llueve y luego escampa
como cuando cantan las chicharras
como el grillo que sale a celebrar la lluvia
como el caracol que espera hasta que escampe
así que te espero yo.

Como cuando el viento sopla suave
como cuando susurrando canta
así es como mi voz aprendió a susurrarte
como el árbol que espera que el viento le cante
así que te espero yo.

Y así espera mi pensamiento tus palabras
y así espero tu mirada
cuando estás cerca de mí.

Como cuando llueve y luego escampa
y la lluvia susurrando canta
y el sonido del viento inventa mil canciones
que yo aprendo y se las enseño a mi garganta
y así te canto yo
y así te espero yo.



15 mar. 2015

Cambia, todo cambia... poema de Julio Numhauser cantado por Mercedes Sosa

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia


Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por mas lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi tierra y de mi gente

Y lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana.



Julio Numhauser (1940) 
Músico, cantante y compositor chileno
Fundador del grupo Quilapayún



8 mar. 2015

Érase una vez... un alma de mujer


Érase una vez
un alma de mujer
que a fuerza de trabajar
un día se preguntó
para qué vivo yo...
y nadie le contestó.

Érase una vez
un alma de mujer
que cuidando a tus tres hijos
para que un día trabajen,
es lo fundamental,
y ay qué sería de él
si no sabe la fregona dónde está
si nunca compró el pan

Érase una vez
un alma de mujer
Dicen que es inculta
y un día la conocí
y al verla sonreir...
me avergoncé de mí.

Érase una vez
un alma de mujer
No sales de casa
si no es cogida a sus brazos
así te lo enseñaron
y lo aceptas así
para sobrevivir.

Érase una vez
un alma de mujer
que a fuerza de trabajar
un día se preguntó
para qué vivo yo...
dicen que es inculta
y un día la conocí
y al verla combatir
me avergoncé de mí.

Érase una vez
un alma de mujer...


David e Iván Luque, luchadores y alegres sin descanso



Entrada dedicada a Javi con mucho amor, por hacerme llegar canciones así, sencillas y llenas de historia, de historias... de compromiso y de mucha vida.